948 468 302 | Fax. 948 468 228 info@claushispania.es

Es hora de hacer entrar el sol primaveral a nuestras casas.
Después de un invierno frio y húmedo, esperamos la llegada del calor solar. Para que se pueda calentar el interior de nuestras habitaciones, abriremos todas las ventanas; tanto las de pared como las de tejado. En este artículo hablaremos de:

  • La llegada de la primavera y la necesidad de renovar el aire de la casa.
  • Como obtener espacios luminosos y aire puro.
  • Como disfrutar de todo el potencial de la buhardilla.

¡Es primavera…… también en la buhardilla!

El sol no es el único elemento positivo que nos traen estos dias. También hay nuevos colores y perfumes que enriquecen nuestras jornadas. Todas estas condiciones son óptimas para renovar el aire en nuestras casas. Es, por tanto; el momento justo de abrir todas las ventanas de nuestras habitaciones, incluidas las ventanas de tejado.
Estas ventanas en particular, tienen el privilegio de estar en la parte superior de las estancias; donde el aire fresco y la luz natural se encuentran en mayor concentración. Además, ventilar las habitaciones es sinónimo de higiene; no en vano impide el crecimiento de moho, que además de poder dañar nuestra salud, puede arruinar la estética de las habitaciones produciendo húmedas manchas en las paredes y en algunos casos incluso en el mobiliario. Esta humedad, es uno de los principales problemas en nuestras casas. Usted solo piense en las actividades cotidianas, como cocinar y lavar o simplemente en la mera respiración de las personas o de las plantas.

No ventilar las habitaciones, no sólo conduce a la formación de moho, sino que también puede acabar resultando dañino para nuestra salud. Pensemos por ejemplo en las influencias estacionales: no airear frecuentemente las habitaciones, conduce a la multiplicación de las bacterias presentes en el aire y a aumentar el riesgo de contagios y de recaídas.
También debe considerarse el ahorro de energía que unos componentes de la casa tales como las ventanas y las puertas aportan a nuestras casas. De hecho, abrir las persianas externas o las cortinas interiores, nos permite introducir en nuestros hogares la luz natural del sol; que con la primavera vuelve a estar más presente.
Para la buhardilla, no hay nada mejor que una ventana de tejado bien instalada y bien equipada; capaz de ser eficiente tanto en términos de ahorro de energía, como práctica y estética. Esta eficacia energética también es útil en invierno. Esto es porque este tipo de ventanas nos permiten mantener el calor dentro de la habitación, después de encender la instalación de calefacción.

La buhardilla, un espacio de relax y bienestar.

Si tienes una buhardilla, es tiempo de aprovechar este espacio para conseguir un lugar aparentemente aislado y lejos del mundo. Precisamente porque está en el punto más alto de nuestra casa, la buhardilla recibe la luz natural del sol y el aire más puro; ya que no suele estar obstruida por edificios cercanos o árboles y nos aleja de la contaminación de la ciudad. Una manera de conseguir que nuestra buhardilla tenga estas características es apostar por las ventanas de tejado
Estas ventanas son capaces de mejorar nuestro ático y de darnos un brillo inigualable para nuestra casa. Esta luz es muy conveniente para las áreas de vida de nuestra vivienda, tales como salas de estar, cocinas o zonas de relajación; donde podemos pasar las horas libres del día. No obstante, nada prohíbe que utilicemos la buhardilla como dormitorio. Para eso, podemos tener privacidad y efecto noche, gracias a las persianas exteriores y a las cortinas de oscurecimiento total.
Para eso debemos elegir entre los muchos y diferentes acabados y modelos de ventanas y accesorios propuestos por empresas como CLAUS; para buhardillas, apartamentos y viviendas. Productos que, en consonancia con la tecnología actual; son capaces de aprovechar todo el potencial de estos lugares y nos permiten explotarlos completamente.